Sí, pero ¿luchar siempre es malo?

 

Esto es lo que pregunta Love, de la serie You, a la terapeuta de pareja.

Voy a ponerte el diálogo entero porque es bueno a rabiar, y luego comentamos.

 

-¿Y cómo podemos trabajar para sacer esto adelante?
-Esa es la palabra perfecta. «Trabajar». Porque es lo que requiere. Olvida lo incondicional. No existe. Poneos de acuerdo para dar lo mejor de vosotros. En los mejores matrimonios, cada uno reta al otro día a día para lograr una mejor versión de sí mismo. 
-Tendremos que luchar por ello.
-Sí. Pero, ¿luchar siempre es malo? Quizás no seáis dos rivales en un cuadrilátero. Quizá seáis dos personas del mismo equipo que luchan por lo mismo. 

 

Se mencionan dos palabras que me ponen.

 

La primera, trabajar.
La segunda, lucha.

 

Cualquier relación-vínculo requiere de trabajo. Al igual que cualquier expertiseen una disciplina requiere trabajo para conseguirlo.

 

 

En terapia he visto cómo se han transformado relaciones de forma radical y en un breve lapso de tiempo.

 

¿Por qué? Porque las personas que entrenan conmigo en terapia saben a lo que vienen, a trabajar.

 

Cuando una hace y se responsabiliza internamente, toma decisiones y decide dar según qué pasos, el sistema se mueve.

 

¿Siempre es favorable? Hay veces que no. O sí, porque…

 

 

¿qué es favorable o desfavorable?

 

¿Beneficioso o perjudicial?

 

 

Mientras sigamos poniendo el foco en lo que la otra persona debería hacer o no, debería cambiar o no, debería trabajar o no…

…y sigamos sin responsabilizarnos y tomar acción de verdad para con nosotras mismas, seguiremos repitiendo los mismos patrones a la hora de vincularnos.

 

Con respecto a la segunda palabra, lucha, creo que da en el clavo este diálogo.

 

Generalmente es una palabra que solemos sustituir en sesiones porque siempre aparece con una connotación negativa.

 

Pero, ¿y si utilizáramos la fuerza de este tipo de palabras como movimiento para la acción en vez de para tensionarnos y posicionarnos como adversarios?

 

 

Como ya decía en mails anteriores, la vida no es o blanco o negro, por eso tampoco hay palabras buenas o malas de forma generalizada.

 

Yo iría más por cómo cada una de nosotras utilizamos el lenguaje y qué impacto tiene en nuestra vida (y nuestros contextos).

 

 

PD. El fondo de este mail tiene mucho de f*cking diosa, de las que siguen (o empiezan) entrenando porque saben que esto sí es para toda la vida.
PD2. Lo de  El club de las F*cking Diosas es en el enlace en esta misma línea.
PD3. Las personas en lista de espera para sesiones de terapia recibiréis un mail en breve. Habrá solo dos huecos: uno semanal y otro quincenal. Estad muy atentas al mail.

 

 

 

 

 

Abrazos gigantones 🦖

Sara Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sara Martín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad