fbpx

aquí no vienes a sufrir

¿Por qué no utilizar tu pasado como aliado? Vamos a ponernos «serios», el pasado no puedes borrarlo, peeero lo que sí puedes hacer es utilizarlo como potenciador y no como paño de lágrimas y excusas.

Quiero que seas sincero, ¿cuántas veces de forma repetida te pasa algo de esto?

  • Siento que las emociones me ahogan. Por más que intento deshacerme de ellas siguen ahí, esperando su turno para verme estallar.
  • Vivo en lucha constante contra mis inseguridades y miedos. Hacen que me quede quieto viendo la vida pasar en el mismo sitio incómodo de siempre.
  • Soy duro y exigente conmigo mismo: me digo frases como «soy inferior a los demás», «no hago nada bien», «tengo que hacer esto para que me quieran», «soy incapaz», «jamás lo conseguirás».
  • ¿Priorizarme? Jajajaja ¿Eso qué es?
  • Vivo la mayor parte del tiempo en piloto automático porque la vida no me da.
  • Estoy harrrto de mi trabajo. Dedico la mitad de mi vida a algo que ni fú ni fa y me hace vivir estresado y frustrado. ¿Ser libre? Eso para mí no existe.
  • Me acojona la incertidumbre de emprender, no creo que pueda vivir de ello.

A lo largo de todos estos años he comprobado que siempre se repiten los mismos patrones. Cargas una mochila con muchísimo peso y no sabes qué hay dentro ni cómo ha llegado hasta ahí. Te han soltado a vivir la vida sin herramientas, en plena jungla y con el instinto de supervivencia en piloto automático. Esto es injusto para ti.

¿Cuál es mi propuesta?

Llevo más de 5 años ayudando a personas bloqueadas en su vida y/o trabajo a aprender a gestionar las «cacas» (miedos, inseguridades, autoestima por los suelos…) del día a día.
Lo hago fusionando todos mis conocimientos sobre psicología para que tú consigas esto:

Aprendas a soltar lo que no te sirve y a sostener  lo que te potencia.

Vamos, transformar todas las cacas que no te gustan en resultados, resultados y más resultados.

Estas son solo algunas de las perlitas que vas a conseguir trabajando juntos:

  • Ponerte fino filipino de autoestima.
  • Decir un «hasta luego Mari Carmen» bien alto a los miedos.
  • Tomar decisiones sin que sientas que se te va la vida en ello por si te equivocas.
  • Aprender a pasar a la acción «a pesar de» los miedos que vigilan de cerca.
  • Hablar con los demás sin tener que decir sí a todo lo que no quieras.
  • Aprender a escucharte a ti mismo (el mayor de todos los secretos) y dejar de ponerte en segundos y terceros planos siempre.
  • Desliar todas las emociones, pensamientos y creencias que se te han hecho bola y aprender a seguirles la pista como un detective privado.
  • Limpiar y dejar secar al aire las heridas del pasado, sin tiritas.
  • Pasar del plan A al plan B en tu trabajo, ya sea emprendiendo o transformando tu puesto de trabajo actual.
  • Hacerte fan de los errores y fracasos, y aprender a darle la vuelta a la tortilla en la práctica.

Y esto lo sé porque…

  • Aunque tenía cierto éxito en mi trabajo, después de 11 años en la misma empresa me encontraba en una situación de atasco profesional, cuestionándome diariamente qué estaba haciendo allí, con ganas de cambio pero sin saber hacia dónde. Han pasado 9 meses de sesiones semanales con Sara en los que hemos trabajado varias de mis creencias limitantes que condicionaban mi vida y de las cuales yo mismo no era del todo consciente. He empezado a ver un horizonte más claro a mi orientación profesional y el trabajo semanal con Sara me hace abrirme a nuevas opciones que antes me parecían impensables. Saber que quieres un cambio y buscarlo en libros, conferencias etc no es lo mismo que encontrarte con una persona que te hace ver tus propios límites personales y te los refleja para que puedas evolucionar.

    Jesús V.
    Jesús V.
  • Hace aproximadamente un año pasé por un momento emocional duro y decidí contactar con Sara, que ya la conocía. Me sentía un poco infravalorada, no me quería demasiado, me sentía insuficiente… Sara empezó a trabajar conmigo algunas preguntas y respuestas que me hicieron entender la situación. Me hizo quererme muchísimo, valorarme y realmente sentirme única. Me ayudó muchísimo con mi trabajo. Hablo todo el rato en pasado, pero me encanta trabajar con Sara porque también lo hago en el presente y espero hacerlo en el futuro. La verdad es que Sara es maravillosa, se entrega a su trabajo. Trabaja por placer y se nota. Se trae las sesiones muy preparadas, sabe lo que quiere hacer contigo y es muy empática. Estoy feliz, estoy encantada y maravillada con mi nueva vida, y lo que me queda.

    Cruz G.
    Cruz G.
  • Sara llegó en el momento idóneo para enseñarme a avanzar y crecer como persona. Quería buscar ayuda para mejorar, sentía que había algo que no funcionaba bien, pero un suceso en mi vida hizo que todo estuviera roto para mí, hasta no saber quién era. Conocí a Sara por las redes sociales, su forma de expresarse y entender la vida me hizo contactar con ella. Quería alguien con quien sentirme a gusto y ella lo consigue en cada sesión. Te hace entender quién eres y la situación en la que estás, puedes hablar sin miedo, ella no juzga, sólo quiere que te conozcas y aprendas a vivir a gusto contigo mismo.

    Marina V.
    Marina V.
  • Acudí semanalmente a sus sesiones y fuimos trabajando cada punto que hacía que no avanzara en mi vida. Cada semana me mandaba ejercicios para desarrollar el tema que habíamos hablado en la sesión anterior para ayudarme en el proceso y poder encontrar mis respuestas a mis bloqueos.He ido trabajando con ella temas como la asertividad, la confianza, la comunicación, los miedos, quererme a mí mismo, gestionar mi tiempo, entender a los demás… Y en función de todo este trabajo ir cumpliendo muchos de los objetivos que he ido dejando sin hacer. Dar el paso de buscar ayuda y encontrar a Sara es lo mejor que podía haber hecho.

    Alfonso R.
    Alfonso R.
  • Hace 15 años que me dedico exclusivamente a esto -interpretación y producción teatral-, por tanto, se puede decir que me ha ido bien y debería ser feliz, pero el caso es que últimamente tengo ciertas crisis de identidad. No me encuentro del todo bien y por este motivo empecé a hacer las sesiones de terapia con Sara. Llevo 4 meses con ella y me está ayudando bastante con el tema de trabajar mis emociones, entender por qué me pasan las cosas y poco a poco estoy siendo más feliz. Si tuviera que resaltar una cosa que me gusta mucho de Sara es que hablamos de tú a tú, como amigas, sin filtros. Y esto me hace abrirme más y sentirme mucho mejor.

    Cristina Z.
    Cristina Z.

Si ya te has cansado de leer teoría y seguir cargando la misma mochila que te lleva a los mismos resultados, ¡entrenemos juntas!

SEMANAL

-Sesiones semanales de 1h conmigo para hacer tu entrenamiento mental + emocional totalmente personalizado.

-Rutina de entrenamiento entre sesiones (de las sencillas, prometido)

-Kit de bienvenida «Te abro mi taquilla» con recomendaciones de libros, documentales, vídeos y «tu momento de conexión».

-Seguimiento diario de 5′ vía Whatsapp para que no se te resista nada.

300€/mes

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuántas sesiones tengo que hacer?

Ojalá tuviera una bola de cristal para poder resolverte esta duda.

La realidad es que todos los años que llevo trabajando con personas como tú me han demostrado al 1.000%  que cada persona tiene su historia, sus experiencias de vida, resistencias, miedos…
Hacer tu proceso en un número de sesiones concreto sería reducirte a una estadística más (y a mí eso como que no me va).

Lo que sí sé es que cuando se trabajan las sesiones en casa (bien sea reflexionando, haciendo algún ejercicio súper sencillito o entrenar en escucharse) el ritmo y el movimiento se notan.

¿Por qué el pago es mensual?

He comprobado el estrés y el gasto tremendo de energía que suponía hacer el pago sesión tras sesión por eso desde hace años utilizo este formato que va estupendo.

Haces un único pago antes del 3 de cada mes y el resto de los días puedes relajarte con toda tu energía disponible para lo que necesites.

¿Me vas a solucionar la vida?

Mejor, ¡vas a aprender a solucionártela tú!

Yo hago camino contigo ayudándote a ver lo que no ves.
Estoy aquí para que aprendas a llevarte bien contigo mismo (aprendas a gestionar las mierdas del día a día: miedos, inseguridades, frustración, enfado, vulnerabilidad, sufrimiento, hablarte y tratarte chungo…) y con los demás (vamos, que en vez de proyectar y culpabilizar al otro aprendas a hacerte responsable de tu vida).

Lo que no voy a hacer es darte un paso a paso, para eso hay un gran número de libros escritos para todo el mundo que te servirán relativamente poco.

Yo te ayudo a tirar del hilo, el resto de la magia la haces tú solo (porque puedes hacerlo, créeme).

En las sesiones, ¿hablamos y ya?

¡Por supuesto que no!

Siempre he creído que no vale con conocer (cuando leemos o vemos cosas conocemos, no sabemos).
El trabajo está en saber y esto pasa directamente por coger lo que conocemos y llevarlo a la experiencia para después interiorizarlo.

Para que me entiendas más fácilmente, puedes conocer 10 libros que hablen de autoestima que si no lo bajas a tierra, es decir, lo pones en práctica, chungo.

Soy muy fan (y cuando digo muy en realidad es MUY) de la acción.
Sin acción no hay movimiento, no podemos reajustar ni transformar.
Pero como tampoco quiero que andes estresado ni agobiado los ejercicios que propongo en sesiones son sencillos para que no supongan un problema para ti.

Creo que la vida va de ir conquistando las pequeñas cosas y juntarlas para que hagan una más grande.
Vivir el camino independientemente del objetivo final.