La cara B

Ambas conocemos el lado maravilloso de gestar y maternar. Ese lado que se publica en redes sociales, que te cuentan tus amigas o incluso tu madre.

Pero también sabemos que no es oro todo lo que reluce. Que lo maravilloso de gestar -o solo maternar- también tiene sus precios ocultos. Vuelve el rol de «cuidadora» tan potenciado actualmente en nuestra sociedad, el de mujer súper empoderada que quiere salir, el de «ama de casa» sin querer ejercerlo, el de madre 24/7

En 2018 viví uno de los momentos más dolorosos de mi vida, la pérdida de mi primer bebé a las 8 semanas.

Ahora, en 2021, ya me ves, Método ROPA mediante. Así que sí, también me conozco los entresijos del mundo de la reproducción asistida.

BÚSQUEDA

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

EMBARAZO

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

POSTPARTO/CRIANZA

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

La maternidad consciente te permite transformar

ESTO

yo como mujer (y madre)

  • De repente te has vuelto invisible para ti y para los que te rodean (ahora todas las atenciones se centran en el/la bebé).
  • Desarrollas un rol de cuidadora 100% olvidándote de ti, tus necesidades y tus deseos.
  • Te sientes agotada ya que eres tú la que ejerce gran parte de la responsabilidad de la crianza (pecho, despertares nocturnos etcétera).
  • Las tareas del hogar siguen recayendo sobre ti porque, total, estás de baja y en casa.
  • Sentimiento de soledad. Antes se criaba en tribu y con este nuevo modelo de crianza es más frecuente que  aparezcan sentimientos de incomprensión, soledad y frustración.
  • Vives en lucha con el rol de cuidadora 100% y el de Superwoman empoderada, lo que hace que en más de una ocasión sientas culpa por lo que sientes, piensas, deseas o cómo actúas (o te gustaría actuar).

pareja

  • Se siente desplazado/a ya que ahora todas las atenciones se centran en el nuevo miembro de la familia. Se produce el fenómeno «bebécentrismo».
  • Aunque es un tema tabú, sí, es frecuente que tras el nacimiento del bebé exista una crisis de pareja.
  • Sientes falta de apoyo emocional por parte de tu pareja. Estáis viviendo procesos diferentes y necesitas poder expresar qué, cómo te sientes y lo que necesitas.
  • Os sentís tan agotados que los momentos de intimidad (en los que incluimos las relaciones sexuales) desaparecen casi de un plumazo.

EN ESTO OTRO

yo como mujer (y madre)

  • Te has quitado la capa de invisibilidad, has decidido que «aquí estás como mujer» y has pasado a la acción, lo que te hace sentir más segura, confiada y, por qué no decirlo, feliz.
  • Sigues siendo cuidadora, pero ya no lo haces desde el sufrimiento, la frustración y la culpa y sí desde el autocuidado. Has generado espacios para estar contigo misma. Bye, bye a la falta de tiempo.
  • Aunque en ocasiones puedas sentirte cansada por la crianza, ya no es algo que dependa exclusivamente de ti. Te has expresado y has establecido acuerdos de tal forma que tú también estés en el centro.
  • Las tareas del hogar ya no te pertenecen 100%. Has establecido límites desde la tranquilidad y el amor y has buscado soluciones para ello. ¡Adiós a las luchas!
  • Por fin has integrado que no es algo que tienes que vivir de manera solitaria y has encontrado los recursos para que así sea.
  • Ahora sí que sientes que ejercer como cuidadora y seguir desarrollándote como mujer no son incompatibles

pareja

  • Aparece una nueva prioridad: cuidar de la pareja (además del bebé). Permites el espacio para volver a ser «novios/as», lo que provoca un aumento de la comunicación y la compañía.
  • Has aprendido a comunicar lo que sientes, cómo lo sientes y lo que necesitas sin necesidad de que intervengan emociones como el enfado, la rabia y la frustración. La conexión y el «hacer equipo» con tu pareja va en aumento.
  • Habéis entendido que estáis viviendo una situación temporal (sexo, largas charlas….) y, como adultos responsables que sois, habéis pasado a la acción. Y, ¿sabes qué? ¡La re-conexión entre vosotros/as ya está pasando!

El 67% de las parejas experimenta un bajón en el nivel de satisfacción con su relación al tener descendencia.

Estudio publicado en el Journal of Family Psychology

¿Prefieres vivirlo sola o acompañada?

Estas son las dos formas que te ofrezco para hacer camino juntas.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad