Más trauma que descubrir que los reyes magos son los padres

 

Recuerdo perfectamente el día en que me enteré de que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente no existían.

 

Mi madre, en un intentó de seguir cultivando mi inocencia e ilusión me dijo algo así como que eso vivía dentro de cada uno.

 

Si te das cuenta es un argumento muy parecido al del duelo por muerte.

 

 

Lo que escuchabas no eran los camellos, era la calefacción.

 

Y quien se bebía y comía lp que ponías no eran dos señores con barba y uno sin, eran tu madre y/o padre.

 

 

Pero no vengo a hablarte de esto.

 

Trauma significa herida (he perdido la cuenta de cuántas veces lo he dicho).

 

Es decir, el trauma es lo que nos pasa por dentro ante un evento traumático.

 

 

Aquello que se silencia.

 

 

Lo que se queda agarrotado en el cuerpo aunque no lo sepamos.

 

 

El día que tuve a mi hija lo he descrito como trauma.

Y ha sido un error.

 

 

Fue un evento traumático.

 

Si hubiese tenido allí mismo a una profesional de la salud mental estoy segura de que me habría diagnosticado con depresión postparto.

 

Pero ese es otro asunto.
Yo sabía qué me pasaba y qué necesitaba.

 

Vivi un evento traumático, no tuve un trauma.

 

 

Trauma tuve con la desaparición (abandono) de mi padre.

Eso sí que ha traído bien de mierdecita a mi vida hasta entrenarlo.

 

Mi amada, pero traumatizada, niña interior.

 

En ese momento no pude hacer nada.

 

El parto fue un evento traumático.

 

Lo que pasó ahí es la diferencia entre estar en la membresía El club de lasF*cking Diosas y no.

 

No por la membresía en sí y sí por todo lo que allí se va a tocar (empezando por nuestra niña interior).

 

 

Es la diferencia entre sentir, procesar e integrar o bloquear y almacenar.

 

La diferencia entre reconocer tus historias o vivir a través de ellas.

 

El evento traumático es lo que ocurre.
El trauma es lo que ocurre dentro de ti a causa de ese evento traumático.

 

 

Es importante diferenciar esto.

 

 

Porque muchos traumas se manifiestan a través de la ansiedad, la depresión, los TCA o las conductas de alimentación de riesgo.

 

No hace falta preguntar por qué la ansiedad.

 

Pregúntate por qué el dolor.

 

Me resulta liberador saber que puedo hacer algo por mí.

 

 

 

Que puedo movilizarlo. De mover.

 

 

 

PD. Igual que puedo movilizar, de mover, las cosas en mi vida para vivir la f*cking life que prefiero. Para moverlas es por aquí.

 

Abrazos apretaos 🦖

Sara Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Sara Martín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad