Las 3 P’s del éxito para conseguir tus objetivos

 En PSICOLOGÍA

Que los objetivos, da igual cualesquiera que sean, no se consiguen por arte de magia sé de sobra que lo sabes. Y si es así, ¿qué hace que nos quedemos la gran mayoría de las veces a medias?

Nos marcamos objetivos y queremos conseguirlos de manera ferviente. No dejamos de pensar en ellos, de visualizarnos cómo será cuando tenga… Y luego nos caemos de la cama o nos damos contra una farola y nos salen los pajaritos en la cabeza como un dibujo animado.

Lo que quiero contarte es algo muy sencillo, pero de vital importancia. Hoy te traigo las 3 claves para que tengas éxito en lo que te propones.

¿Sabes qué es lo mejor? Que las conoces de sobra, pero probablemente falles en la acción. Querida persona, lo de que la información es poder es una verdad a medias. La información es poder si la aplicas, es decir, si pasas a la acción. Si no serás la persona más sabionda de tu barrio. Fin. Sin resultados.

 

Artículo Las 3 P's del éxito para conseguir tus objetivos

PASIÓN

Por experiencia propia sé lo que es vivir tu vida desde el lado de la pasión y desde el lado de «me dejo llevar por la corriente».

Hubo un momento en mi carrera como emprendedora que me paré y me metí a trabajar a una tienda. Un sueldo fijo, con un horario fijo también y una rutina establecida. Iba allí, hacía lo que tenía que hacer y #hastaluegomaricarmen. ¿Era feliz? Relativamente. Me compré mi Mac, me hice la depilación láser (que me costó un pastizal), estuvimos viviendo un breve periodo en pleno Malasaña (digo breve porque en esa casa de Pinypon sólo aguanté 6 meses)… Not bad que diría mi versión moderna, ¿no?

Pues sí, un poco bad sí. Tenía cosas, pero estaba perdiendo otras. Lo que estaba perdiendo era mi pasión, mi interés por aquello que me movía y que en cierto modo ya era. Porque sí, lo que empezó como una carrera para hacer algo relacionado con el mundo de la Criminología y acceder a la Escala Ejecutiva del CNP se convirtió en parte de mi identidad.

No me extiendo más con mis experiencias de vida, sólo te lo cuento para decirte que cuando actúas desde la pasión la vida es más happy (no más sencilla, o sí, depende). Pero sí más satisfactoria, más movida y con más alegría (aunque haya algún dolor de cabeza de vez en cuando. Esto es la vida misma, querida)

PACIENCIA

«Es la madre de la ciencia», como diría el refrán.

Madre mía, ¡cuánto entrenamiento falta en esto! Dime que tú también lo ves, por favor.

Queremos la recompensa inmediata, lo queremos todo ya, para ayer. Teniendo en cuenta que la vida en sí misma es un proceso lo de no dar tiempo a que las cosas vayan siendo y saliendo no funciona. Corre mucho y verás la chapuza que te sale (hay excepciones, como en todo).

¿Sabes cuál es mi flor constitucional de las Flores de Bach? Impatiens. No hace falta ser ingeniera náutica para saber por dónde van los tiros así que sí, de esta segunda clave también sé un rato, sobre todo en el ámbito laboral.

He sido impaciente como yo sola, bastante, y sé que gracias a esa impaciencia he aprendido muchas cosas sobre la paciencia y he perdido otras.

Ha sido en este mes de enero cuando he conseguido proyectar mi negocio online (la academia) a 3 años vista para consolidarla. Cuando hablo de proyectar me refiero a ponerme muy seria con mi mente. La mente es una herramienta brutal, pero cuando se pone en plan madre, qué señora tan coñazo. Soy adulta, yo te manejo a ti y no al revés. ¡BUM! Mente, te he fulminado. De momento no pasas al siguiente casting, #i’msosorry.

Ámbito laboral+proyección futura= punto para Sara.

Así que sí, querida persona, la paciencia es un factor clave en cualquier proyecto que emprendas, no importa de la índole que sea. Si no hay paciencia es más que probable que no haya objetivos cumplidos. I’m so sorry de nuevo, luego no digas que no te lo avisé.

¡Ah! ¿Sabes que detrás de la falta de paciencia se encuentra el miedo? Juraría que hablo de ello en mi curso gratuito Adiós miedos.

PERSEVERANCIA

O compromiso contigo. Fíjate que creo que prefiero esta definición porque la palabra perseverancia es un poco impersonal, pero fallarte a ti…eso ya no mola tanto, ¿verdad?

La perseverancia/constancia es el compromiso que adquieres contigo mismo, en el que te prometes que pase lo que pase, ahí caiga un meteorito al lado tuyo, no vas a parar hasta conseguir tu objetivo.

Walt Disney se declaró en bancarrota a los 22 años y no sé cuantísimos créditos le denegaron los bancos para construir Disneyland. Y qué me dices de J.K Rowling, la autora de Harry Potter. Rechazaron sus manuscritos unas 12 veces.

Aquí en España, Raimon Samsó habla de las 31-32 editoriales que le rechazaron para editar su primer libro.

¿Conoces cuál es la diferencia entre tú y una persona millonaria? Aparte de la obvia del dinero. La principal diferencia es su mindset (dicho en inglés suena más cool) o mentalidad. Mientras los demás saltan del objetivo A al B, al D y luego vuelve al A, la persona millonaria sigue con el foco puesto en el objetivo A. Lo trabaja, lo modifica, fracasa, lo experimenta, pero no lo abandona. Cuando las cosas se ponen difíciles sigue ahí. Vamos a generalizarlo si quieres a persona de éxito, por si lo de millonaria te genera repelús porque estás un poquito a tope con la escasez.

Otra diferencia crucial es que saben que el fracaso es necesario para el éxito. Es muy curioso porque la gran mayoría de veces se habla de estas personas como si la vida les hubiera sonreído desde siempre. Sólo hay que leer sobre la historia de vida de Tony Robbins, de Oprah Winfrey o de Woopi Goldberg, por mencionar a algunos. Se te pondrían los pelos de punta y, quizá, te haría ponerte las pilas.

Ya sabes que no basta sólo con saber, también hay que empezar a hacer. Y el momento de hacerlo es AHORA.

¿Te apetece ir calentando motores en esto de la acción? Vamos a empezar con algún muy sencillo, si quieres cuéntame en comentarios cuál (o cuáles) de estas 3 P’s se te están resistiendo. Recuerda que comento todos los comentarios 🙂

Tashi deley “Ensalzo la grandeza que hay en ti. Ensalzo el lugar en ti en el que viven tu valentía, honor, amor, esperanza y sueños.”

 

Si te ha gustado, ¡comparte! Puedes hacerlo desde la barra de la izquierda en el pc o al final del artículo en el móvil (pst! puedes mandarlo hasta por WhatsApp)

Publicaciones Recientes
Mostrando 9 comentarios
  • carmen
    Responder

    yo tengo las tres…. y las mantuve los 8 años mas duros de la crisis , hasta que el dinero no permitió seguir. ahora estoy como tu en tu etapa de la tienda.
    eso si, intentando encontrar un trabajo que me devuelva la pasión por algo y que me haga feliz. tengo paciencia para encontrarlo y persevero en el intento

    • Sara Martín
      Responder

      Hola Carmen! 🙂

      La pasión es algo que nace dentro de ti, buscarlo fuera será para una vivencia momentánea.
      Igual que la felicidad, ésta ya vive dentro de ti.
      Te hago una propuesta, en vez de proyectar en lo externo empieza a trabajar lo interno.
      Cualquier proceso de transformación -o en realidad de vivir la vida en paz interior- empieza de dentro hacia fuera, no al revés -aunque estemos muy acostumbrados y nos aferremos a la segunda opción.

      Te mando un abrazo!

  • Mireia
    Responder

    Hola Sara, graciasvpor el articulazo. Puede que en cada momento de mi vida cojee de una de las tres. Yo soy madre de 3 hijos y mi relación de pareja no ha sido nunca fácil… En el trabajo he aplicado las 3 y ahora estoy en un momento dulce, estoy donde quiero estar y en el momento de marcar nuevos objetivos. En mi vida personal han habido baches y socabones, hace unos días descubrí que llevaba muchos años dejándome llevar sin pasion, sin objetivos… Paciencia no me falta, pero a veces va unida al miedo, a quedarse igual aunque estés mal. Ahora sé lo que quiero, hacia donde voy y poco a poco, mi relación de pareja va avanzando después de estar muchos años en standby, así que sí pasión, paciencia y perseverancia son grandes palabras para conseguir lo que nos propongamos. Gracias y un abrazo

    • Sara Martín
      Responder

      Hola Mireia!

      Gracias a ti por estar al otro lado de la pantalla 🙂
      Qué bueno todo esto que me cuentas porque sólo desde la consciencia es desde donde puedes empezar a transformar las cosas.
      Es como el miedo, las dificultades, el dolor, los fracasos… tienen un diamante en bruto escondido. Sólo los más valientes se atreven a descubrirlo.
      Por lo que veo ya estás en el camino de desenterrar ese diamante que ya existe así que te animo a ello 🙂 con las 3 P’s por bandera.

      Un súper abrazo!

      • Mireia
        Responder

        Gracias Sara, tus palabras me dan fuerza y esperanza. Un abrazo. Mireia

  • Carmen
    Responder

    Miréis, te leo y veo que estamos las dos en el mismo punto. Super identificada contigo

    • Mireia
      Responder

      Ohh Carmen. Pues muchos ánimos y a por las 3 psss. Un abrazo, Mireia

  • Cristina Melero García
    Responder

    Hola!!! Tengo mucho de paciencia y de perseverancia en la mayoría de la situaciones de mi vida. Pensaba hace meses pensaba que también tenía pasión, pero lo la sentía. Trabajando la otras dos P, cada día voy siento más pasión y gratificación con lo hago. Todos los día es un aprendizaje.

    • Sara Martín
      Responder

      Hoooola!

      Súper el final de tu comentario «Todos los días es un aprendizaje» 🙂
      ¿Sabrías decir ahora cuál (te lo digo escribo en singular, pero pueden ser perfectamente varias) es tu pasión?

      Un abracito!

Dejar un comentario