La señora que soltó un “como a todas” en el concierto

 

En la carta-mail para cagar de hoy (no porque el contenido sea una mierda y sí por lo que vas a tardar en leerlo, visto y no visto) vamos a hablar de lo que viví el sábado.

 

Resulta que estuve en un concierto tributo a ABBA (mi niña interior se revoluciona con ABBA y si suena Super Trouper apaga y vámonos).

 

Cuando el pianista estaba explicando el siguiente tema (Money, money, money) contó, de forma resumida, que la canción iba de una muchacha que quería pescar a un hombre rico para que le pagase sus caprichos.

 

 

Agárrate. Aquí es cuando escucho, con una voz poco cálida y sedosa, el “como a todas”.

 

Sinceramente, pensaba que había sido un hombre (ojito a las fumadoras).

 

 

Ccuando llegué a casa le dije a Marta: mira, este tío me ha regalado una newsletter.

 

Cuál fue mi sorpresa cuando me dijo “Ha sido una mujer que estaba detrás nuestra”.
Me “cabree”. No mucho, pero sí que dije “cómo es posible que, a día de hoy, sigamos las propias mujeres perpetuando esto”.

 

Y es que para mí siempre hay un punto de responsabilidad propio.

 

Podemos rebelarnos, alzar la voz y convocar las manifestaciones que queramos que si no empezamos desde dentro, todo va a seguir en la mierda.

 

Esto empieza con la relación con una misma. Sigue con la relación (si vives relaciones heterosexuales) con tu pareja. Sigue con tu entorno. Con tu maternidad.

 

 

Si para mí hay un BASTA claro es el de seguir cargando con esa mochila ancestral.

 

Y esto a veces se hace muy cuesta arriba porque nos ha calado hasta los huesos y todo parece una lucha.

 

No me extiendo aquí, pero sí que te digo que las cosas pueden cambiar. Es más, te aseguro 100% que se pueden transformar.

 

Somos dueñas para vivir NUESTRA maternidad, no la maternidad que conocemos o la ancestral.
También somos dueñas para relacionarlos de una vez por todas como merecemos con la abundancia y el f*cking dinero.
Para vivir la vida que preferimos vivir y no la que se supone que debemos vivir.

 

Y así un infinito.

 

Por eso, porque sé que el camino es más fácil andarlo entre todas ya está aquí la lista de espera de El club de las F*cking Diosas. Sí, la suscripción de 2022.

 

 

Este es mi regalo para ti, crear algo para vivir la f*cking Life  que prefieres vivir.

 

PD. Si quieres sentirte como una F*cking Diosa o ya estás en el camino, regálate pinchar este link

 

 

 

 

Abrazo de Diosa del Olimpo 🦖

Sara Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Sara Martín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad