Sara Martín

Mi propia terapia psicológica me llevó a dar un giro de 360º grados en mi vida. ¿Cómo se pasa de querer ser policía de homicidios a fusionar todo lo conocido para actualizar la terapia psicológica y dedicarse a ello? 

Si quieres escuchar a mi Ego y a mi Niña interior, sigue leyendo. Pero déjame adelantarte que soy Licenciada en Psicología (UAM), estoy habilitada por la Comunidad de Madrid para ejercer la clínica y colegiada (M-26543).

Marta González

Mujer de corazón gigante y Acuario de pies a cabeza. Empezó a estudiar Filología clásica, pero el sistema anticuado de la universidad le llevó a dar un cambio de rumbo para formarse como Naturópata.  Sí, tenemos suerte por aquí de sumar talento y ampliar nuestra visión integral de la persona.

Si escribes a hola@soysaramartin.com Marta es la persona que va a resolver todas tus dudas.

¿Cómo me ven desde fuera?

Cristina Franco

"Me gusta mucho trabajar con Sara por su profesionalidad, su generosidad, compromiso y especial sentido del humor".

Mònica Calvo

"Además de ser una gran profesional tiene una personalidad única que hace que te sientas cómoda en cada paso del camino".

Pep Prat

"Realmente es una persona muy agradable, cercana, profesional y muy empática"

Conoce mi historia

Inicios

Desde que vi la película «El coleccionista de huesos» con unos 14 años supe que ese era mi destino, convertirme en policía de homicidios -o eso creía-.

Nada más empezar la carrera vi colgados los carteles del máster en Análisis e Investigación Criminal así que imagíname, con 17 años, con estrellitas en los ojos porque, ¡tarán! tenía mi futuro delante de la cara.

Total, que sigo estudiando la carrera (lo cual no fue un fiestón para mí por cómo está montado el currículo universitario) y cuando parecía que todo iba en rumbo, a los 20 años…¡PAM! crisis de ansiedad al canto.

Ansiedad y terapia

Podría decir que con los 20 se desató esta crisis existencial de sentirme como un interrogante humano (¿quién soy?, ¿a dónde voy?), pero la ansiedad apareció años antes,  mientras mi madre y mi hermano veían una gala de OT1. 

Me desperté diciendo que no podía respirar y nos fuimos directitas a urgencias. Acorto la historia: el diagnóstico fue «ansiedad». 

Entonces -tenía unos 14 años- empecé a ver al psicólogo del colegio hasta casi final de curso.

De ahí salto a los 20, cuando vuelve a aparecer de una forma mucho más brusca y violenta. Llego a trabajar con dos psicólogas y es con esta última con la que aprendo dos de las palabras que cambiaron mi existencia: ACEPTAR y RESPONSABILIDAD.

Sí, hice el master del que te hablaba al principio convirtiéndome así en «Experta en Análisis e Investigación Criminal». Y, según lo hice, me di cuenta de que ese camino no era la realidad que quería vivir día tras día. Con mucha valentía (y vulnerabilidad) comuniqué que, después de casi 6.000€ de master que no había pagado yo, me había dado cuenta de esta gran revelación para mí.

Así fue como empezó mi camino hasta llegar aquí. La ansiedad, la crisis existencial y la terapia psicológica hicieron que pusiera toda mi vida patas arriba (¡bendito momento!).

Y ahora, ¿qué?

Te mentiría si te dijera que no tenía mi futuro perfectamente estructurado a 5 años vista (incluso en 3º de carrera estaba apuntada a una academia para estudiar las oposiciones para la Escala Básica de la Policía Nacional).

Me tocó aprender mucho de aceptación, de vivir en el presente, de flexibilidad y soltar control, surfear la incertidumbre, límites, ego, niña interior… Y en todo este proceso me di cuenta de que lo que quería era entregarme a la vida, no a la muerte (aunque no la niego, en absoluto). Así fue como hice un cambio de 360º en mi futura trayectoria profesional.

¿Qué hice para llegar hasta aquí?

Venga, va, vamos a dejar a Mr. Ego que se ponga las botas. 

Me licencié en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Nada más terminar la carrera, allá por 2013, me colegié (M-26543) en el Colegio de Psicólogos de Madrid para poder ejercer como sanitaria. 
Cuando terminé la carrera, empecé a estudiar el máster en Análisis e Investigación Criminal (UAM), logrando el título de Experta en Análisis e Investigación Criminal. 

Después, seguí formándome en psicología clínica y RRHH. Hice un máster de Coaching de 300-400h, me formé como Formador de formadores por la Universidad Antonio Nebrija -entre otros títulos como grafología, por ejemplo- y así sigo, en formación continua hasta día de hoy.

Estuve casi 4 años impartiendo clases de Gestión Emocional como asignatura obligatoria del currículo profesional en una escuela de Artes Escénicas. 
Además, también he colaborado con empresas internacionales como bodas.net haciendo formación interna sobre gestión del estrés.

He impartido clases en 7 ediciones del programa empresarial de Txell Costa Group. Además, he sido parte del claustro del curso «Reinvención profesional en el nuevo paradigma empresarial» de la Fundación de la Universidad de Girona.
También he colaborado con el proyecto we.love.you, liderado por Elka Mocker.

Además, también he colaborado en el voluntariado de la Cruz Roja en el hospital Niño Jesús -ala de psiquiatría- y con la asociación ASPASI (Asociación para la Sanción y Prevención del Abuso Sexual Infantil).

Sara, ¿y tu niña interior?

Es de las cosas más maravillosas que he trabajado nunca. Empecé en mi propia terapia psicológica, pero no bajo ese nombre.

Por suerte, no sé cómo ni cuándo, caí en todo el mundo de la niña interior y me formé (y sigo haciéndolo) en ello. Como dice Marina, una de mis clientas, «Uno de los ejercicios que hizo que todo cambiara fue La Niña Interior, cuando llegas a ese punto ya no hay vuelta atrás en el progreso personal. Tu niña te enseña quién eres y te ayuda a avanzar, es un camino precioso que lo recomiendo 100%».

Y así, tal y como lo describe Marina, lo siento yo. 
Mi niña es esa parte mágica, confiada, inocente, poderosa, brillante, abundante…y, sobre todo, es AMOR.

A ella le encanta investigar sobre muchas cosas y unir puntos (si te das cuenta, mi trabajo como terapeuta psicológica y el máster en Análisis e Investigación Criminal tienen mucho de unir puntos). 
Fue en el confinamiento cuando desenterré de mi memoria su amor por los dinosaurios y es algo tan genuino y real que se ha fusionado con mi propia marca.

Algunas cosas que hacemos por aquí

+ 0
Sesiones online en 2021 (hasta Sept)
+ 0
Alumnas Felices
+ 0
Ciudades y países
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad